¿Os habéis preguntado alguna vez cuál sería el proceso a seguir a la hora de cambiar de administrador de fincas de tu comunidad? A diferencia de lo que muchos creen, no se trata de ningún trámite burocrático largo y puede llevarse a cabo en cualquier momento del año.

La figura de un Administrador de Fincas en una comunidad es fundamental y su profesionalidad repercutirá directamente en el buen funcionamiento de la finca. Es por ello por lo que las comunidades deben apostar por un Administrador Colegiado. En este artículo os damos las claves para sustituir al Administrador de Fincas de vuestra comunidad.

CLAVES PARA CAMBIAR AL ADMINISTRADOR DE FINCAS

Convocar junta de propietarios

El primer paso que se debe dar a la hora de cambiar de Administrador de Fincas es convocar una Junta de Propietarios . Puede ser convocada por el presidente o por los propietarios (siempre y cuando superen la cuarta parte del total o sus cuotas de participación sean, al menos, del 25% tal y como lo refleja la ley de Propiedad Horizontal en el artículo 16.1.). Lo más habitual es que sean los propietarios los que convoquen al resto de vecinos a una reunión informal para hablar sobre la situación y exponer los motivos por los cuales se propone la sustitución.

Elección del nuevo administrador

Normalmente, los propietarios que han convocado la reunión deben de ser los encargados de establecer la fecha límite para pedir presupuestos a los distintos profesionales de la Administración de Fincas. Es conveniente que los propietarios conozcan personalmente a cada administrador para que les expliquen en profundidad cuál es su forma de trabajar. Es posible que los candidatos soliciten a los propietarios información y documentación correspondiente a la situación económica de la Comunidad, por lo que es aconsejable tenerla medianamente preparada.

Solicitar convocatoria Junta General extraordinaria

El siguiente paso es solicitar al Presidente de la Comunidad de Vecinos la convocatoria de una Junta General extraordinaria que indique como punto del Orden del Día: “Cese del actual Administrador de Fincas y si procede, elección de uno nuevo”.

El cese del Administrador de Fincas debe ser aprobado por la mayoría del total de los propietarios y que a su vez representen la mayoría de las cuotas de participación.

Aunque no es obligatorio, es recomendable no convocar al actual administrador. De esta manera, los propietarios podrán opinar y decidir libremente, sin presiones.

El administrador tendrá que ser informado del acuerdo adoptado de forma fehaciente y por escrito con, al menos, un mes de antelación a la fecha de cese (indicada en la comunicación). Y en el caso de que el contrato de mandato y arrendamiento de servicios siguiera en vigor, debería respetarse el periodo de vigencia.

Redacción del acta del acuerdo adoptado

El acuerdo que se haya adoptado en Junta General, tiene que ser formalizado en un acta. Todos los propietarios deben recibir una copia de la misma en el plazo máximo de una semana desde la celebración de la Junta.

Relevo del nuevo Administrador de Fincas

El Administrador de Fincas saliente tiene que entregar al nuevo la documentación de la Comunidad de Propietarios, además de ponerle al día sobre los asuntos pendientes en la comunidad.

En Finvisa creemos que es imprescindible contar con un Administrador de Fincas Colegiado. Nosotros trabajamos para ofrecer la mejor calidad a las comunidades consiguiendo el máximo ahorro. Nuestro horario de atención al cliente es de 9h a 14h todos los días laborables del año. Le atenderemos en nuestras oficinas localizadas en Zaragoza, aunque si lo prefiere puede trasladarnos sus dudas a través de administracion@finvisa.es