¿Conoces los 5 problemas más habituales en una comunidad de vecinos? Cuando se empieza a formar parte de una comunidad de propietarios, a lo largo de los años surgen problemas. Las soluciones se dirimen en base a la Ley de Propiedad Horizontal, que fue reformada en la Ley 8/2013.

1. ¿Qué hacemos con los vecinos morosos?

La ley establece que el propietario de un inmueble en régimen de propiedad horizontal está obligado a contribuir a los gastos generales, con arreglo a su cuota de participación. Es decir, el propio inmueble responde y está afecto al pago de las cantidades adeudadas a la comunidad de propietarios.

La participación de todos los propietarios es fundamental para atender a los costes del mantenimiento de la comunidad y en consiguiente para el correcto funcionamiento de los servicios comunes. Si los vecinos empiezan a no atender los pagos, es probable que no se puedan acometer obras o reparaciones urgentes.

Cuando un vecino está atravesando una situación complicada, es aconsejable manifiestar sus dificultades al presidente o administrador. Es mucho más acertado el transmitirlo de forma clara y solicitar una moratoria o un fraccionamiento de los pagos. De lo contrario, lo previsible es que la reclamación pueda acabar en los tribunales, generándose tensiones y más gastos.

La morosidad en las comunidades

Una vez que el vecino moroso no liquida sus deudas, la comunidad de propietarios puede verse finalmente abocada a litigar. Es conveniente saber de qué plazo se dispone para reclamar. Una cuestión que ha abordado el Tribunal Supremo recientemente con ocasión de la reclamación iniciada por una comunidad de propietarios.

2. ¿Cómo actuar ante vecinos incívicos?

Para tratar un problema de convivencia, tenemos que diferenciar entre los vecinos que viven en viviendas separadas y los que viven dentro de una comunidad de propietarios.

Aquellos vecinos que viven en una casa cercana, no son un problema tan crítico, ya que se trata de una vivienda independiente. No obstante, en el momento que se celebre la reunión anual de comunidad, es un problema que hay que sacar encima de la mesa.

Vecinos Incívicos

El diálogo es lo más aconsejable, si esta opción no funciona, tendremos que acudir a la autoridad competente. Dicha autoridad, tomará las medidas que considere oportunas. Si el problema persiste y hay que acudir a un abogado, tenemos que tener en cuenta que las acciones legales son lentas y tediosas, más cuando lo normal es que la comunidad tenga que pagar una derrama para hacer frente al coste.

Pasos que tenemos que dar

  1. Documentar los problemas que existen, es fundamental documentar  los daños causados y las actividades molestas de estos vecinos. Podemos tomar fotos de los daños localizados en las zonas comunes, grabar altercados bien verbales o de otra índole; siempre soportado con la denuncia interpuesta ante la Policía. En algunas ocasiones, tendremos vecinos como testigos de las situaciones dadas en la comunidad.
  2. El presidente de la comunidad, así como el administrador, tienen que estar informados. Deberán de notificar al vecino incívico el cese de estas actividades molestas de acuerdo con el artículo 7.2 de la Ley de Propiedad Horizontal y apercibirles de la posibilidad de iniciar acciones judiciales si procede. En el caso que la demanda se presentase, el juez podría acordar el cese de estas actividades bajo apercibimiento de delito de desobediencia si no se cumple, así como indemnizar a la comunidad en concepto de daños y perjuicio.

3. La okupación en las Comunidades de Vecinos

Debido a los desahucios sufridos por la imposibilidad de pagar a los bancos y debido a los años cercanos a la crisis, la «okupación»en las comunidades de vecinos se han convertido en un problema que afecta a toda España en general. Este se ha centrado en cada ciudad, en aquellas zonas donde la renta es más baja y en las que se han realizado un gran número de desahucios.

La Okupación real de la vivienda 

Familias que no tienen un lugar para dormir y que se han visto en la calle, se ven en la necesidad de buscarse la vida. En muchas ocasiones, vuelven a ocupar la misma vivienda de la que fueron desahuciados. Pero, en ocasiones, no solo se ocupan viviendas de los bancos sino de particulares. Aquí es donde comienza el verdadero drama.

Son personas que teniendo una segunda residencia, la cual no es en donde residen, ven como otros individuos deciden ocuparlas. En ocasiones son familias con verdadera necesidad, pero recientemente se esta observando como mafias se encargan de “alquilar” e incluso “vender” propiedades que no son suyas a 3ªs personas.

La «OKupación» en una comunidad

  • Como afecta a la propiedad de propietarios

En cualquiera de los 2 casos la actuación del Administrador de Fincas se hace más efectiva y necesaria.

En el momento que no solo se okupa una vivienda, sino que se dan prácticas molestas e incívicas, es ahí donde se da el verdadero problema para la comunidad de vecinos. Esta situación produce un malestar general en el vecindario acompañado de inseguridad.

El primer afectado de la okupación es el propietario; no obstante al no residir en la misma comunidad, los afectados son la propia comunidad.

4. ¿Quién asume las reparaciones de las terrazas comunitarias de uso privativo?

¿Quién debe asumir las reparaciones que hay que llevar a cabo en las cubiertas, azoteas o terrazas, de las que sean beneficiarios en exclusiva os propietarios de la vivienda a las que corresponde el usufructo?

La ley de Propiedad Horizontal y el artículo 1902 del Código Civil nos resuelven la duda: En un edificio sometido al régimen jurídico de propiedad horizontal, la cubierta de un edificio, sea terraza o cubierta, es un elemento común.

Por ello, las obras gruesas que hubiera que llevar a cabo en ella, deben ser asumidas por la comunidad.

¿Quién asume las reparaciones de las terrazas
comunitarias de uso privativo?

Aunque hay excepciones:

1ª Excepción: Si los daños que ha sufrido la terraza se deben al desgaste ocasionado por el uso de los usufructuarios, el gasto debe ser asumido por ellos mismos. Es a ellos a quién corresponde asumir el coste de las reparaciones realizadas y la responsabilidad de todo el mantenimiento derivado de ese desgaste.

2ª Excepción: Si los daños han sido ocasionados por el mal uso de la superficie, el usufructuario deberá asumir su reparación, las actuaciones que conlleve y los daños a terceros si los hubiese.

En resumen: Aquellas reparaciones provocadas por el uso privado del usuario, correrán a cargo del usuario de la misma. El resto de percances, tales como los provocados por las inclemencias del tiempo (heladas, trombas de agua, envejecimiento de la construcción, etc…) serán asumidos por la comunidad de vecinos.

5.Cámaras de seguridad en las comunidades de propietarios

Uno de los desafíos más importantes de las comunidades de propietarios es la seguridad de las personas y sus bienes, los comunes y los privados. Dejarlos fuera del alcance de los cacos y de los actos vandálicos  no siempre resulta fácil. La instalación de un sistema de cámaras de seguridad puede ser una de las mejores soluciones, que dependiendo del tipo y el tamaño de la instalación, se puede conseguir a un precio razonable y asequible.

CCTV en las comunidades

Veamos  las ventajas y los requisitos legales de la instalación de cámaras de seguridad. Si está interesado en la instalación de este sistema para su comunidad,  le aconsejamos que siga leyendo este artículo.

Por  qué  instalar cámaras de seguridad en las comunidades de propietarios ?.

La tecnología está avanzando a pasos agigantados y muy rápido, lo que permite encontrar en el mercado, cámaras de alta resolución y con grandes prestaciones para el fin que queremos conseguir.

Las principales ventajas y motivos por las que instalar cámaras de seguridad son:

  • Robos.- Una vez dentro del edificio, los amigos de lo ajeno podrán efectuar los robos en las propiedades. Actualmente y desgraciadamente cada vez más,  se están dando muchos casos de intentos de acceso a las viviendas, incluso con los moradores dentro. Pero los puntos débiles de los edificios y donde más robos se cometen son en los garajes y trasteros. Alli dejamos nuestros vehículos y parte de nuestras pertenencias. Por ello no está de más recomendar que no debe dejar su mando a distancia o llaves dentro del vehículo, porque si acceden a su interior se lo pondrá muy fácil a los cacos.  Instalando este sistemas de seguridad, los vecinos se sentirán más seguros y las zonas más vulnerables a robos estarán más controladas.
  • Vandalismo.- Buzones, paredes, ascensores, porteros eléctricos, vehículos, felpudos, robo de ropa en azotea, y un largo etcétera,  son el objetivo de quienes guardan rencor, odio o envidia  a su vecino, de la mala gente que las hay, y en definitiva, de todo aquel que por una razón u otra,  quieren infringir un daño en la propiedad ajena o en la común. Las cámaras son un buen sistema de disuasión.
  • Actividades y accesos no deseados.- Ningún edificio escapa de que se pueda realizar en él,  actividades insalubres o ilegales, actividades que atentan contra la salud, venta de estupefacientes, maltratos, prostitución, etc.  Si quienes ejercen estas actividades saben que están siendo grabados en los accesos,  posiblemente se lo piensen dos veces antes de visitar el edificio y cometer dichos actos.
  • Accidentes y siniestros.- En qué edificio no ocurren accidentes o sinestros ?. Un posible incendio, una caída en el pasillo o escalera, humos, el vehículo que choca con la puerta de garaje, el que accede al garaje y ocupa una plaza ajena..… La grabación de las cámaras de seguridad nos pueden aclarar  qué ocurrió, cómo ocurrió y quienes estaban implicados.

Finvisa, ¿quiénes somos?

En Finvisa trabajamos para ofrecer la mejor calidad a las comunidades consiguiendo el máximo ahorro. Nuestro horario de atención al cliente es de 9h a 14h todos los días laborables del año. Le atenderemos en nuestras oficinas localizadas en Zaragoza, aunque si lo prefiere puede trasladarnos sus dudas a través de administracion@finvisa.es o nuestro formulario de contacto.