La instalación de un ascensor en una comunidad de propietarios siempre es motivo de discusiones y problemas: las derramas, los gastos de mantenimiento o los problemas en la estructura del edificio son algunas de las razones que dificultan un consenso entre los vecinos. Para dar solución a todas estas cuestiones, acudimos a la Ley de Propiedad Horizontal.

La Ley 8/2013, de 26 de junio, de Rehabilitación, Regeneración y Renovación urbanas, incluía importantes modificaciones en su artículo 17.2. Establece que para la instalación de un ascensor en una comunidad de propietarios se requiere el voto favorable de la mayoría de los propietarios (que a su vez representen la mayoría de las cuotas de participación).

El pago por la incorporación de un ascensor en una comunidad de propietarios (tras la aprobación por la mayoría legalmente exigida), debe ser asumido por todos, sin excepción, según establece el citado apartado 1 del art. 17. Siempre y cuando no exista una exoneración concreta en el Título Constitutivo pero en principio, insistimos, los locales y los bajos también deben asumir el pago. Si la comunidad decidiera librar de pago a los locales o a los bajos o establecer una distribución de gasto distinta a la prevista en los estatutos o el título constitutivo, se precisaría de mayoría simple.

¿Quieres saber más acerca de la importancia de las medidas de seguridad en ascensores? pulsa aquí.

Finvisa, ¿quiénes somos?

En Finvisa trabajamos para ofrecer la mejor calidad a las comunidades consiguiendo el máximo ahorro. Nuestro horario de atención al cliente es de 9h a 14h todos los días laborables del año. Le atenderemos en nuestras oficinas localizadas en Zaragoza, aunque si lo prefiere puede trasladarnos sus dudas a través de administracion@finvisa.es o nuestro formulario de contacto.