A raíz de la crisis financiera y el alto precio de los alquileres de despachos y oficinas, nació la idea y alternativa de los Coworking; espacios en donde profesionales independientes y micro pymes se instalaban para desarrollar proyectos independientes o colaborativos.

Este tipo de opción tiene ciertas ventajas obvias para nuevas empresas en donde tienen que ajustar sus costes de implementación, algunas de las ventajas del espacio coworking son:

  1. Costes mucho más reducidos que una oficina propia o de alquiler.
  2. Todos lo gastos generales asociados a suministros, telefonía etc… están contemplados en el coste mes del coworking.
  3. No hay necesidad de licencias de para iniciar la actividad, ni atender averías, mantenimiento de instalaciones, etc..
  4. La implantación en el espacio es rápida y ágil.

Sin embargo, uno de los principales beneficios que se obtienen es el tomar parte de una comunidad donde se intercambian ideas, proyectos, conocimientos y lo más importante, todos estos profesionales están dispuestos a colaborar entre sí.

Hay numerosas empresas, que aún teniendo recursos financiero para implantarse por su cuenta, prefieren iniciar su andadura en una espacio coworking.

La nuevas generaciones prefieren trabajar por su cuenta en trabajos que les aporten flexibilidad y que se pueden hacer desde su casa con un ordenador y un móvil. Hoy en día y más con la situación que nos ha tocado vivir, son cada vez más profesionales los que apuestan por este tipo de solución.

Estos coworks acaban siendo un nido de ideas, proyectos, startups, colaboraciones y sinergias, muy difíciles de replicar en un entorno cerrado como el de la típica oficina de una empresa. Son muchas las Pymes que vuelven a los coworking cuando se dan cuenta que han perdido esa interacción con otras empresas.

Entonces, ¿Un administrador de fincas?

Para un administrador de fincas, lo primero que hay que entender es que en función de las comunidades que se estén gestionando, van a ser necesarios un alto número de empleados y teniendo en cuenta que los coworks cobran por puesto de trabajo, puede darse el caso que no salga rentable.

Para despachos de administradores de fincas con una estructura pequeña, puede ser una buena opción, incluso las salas de reuniones que disponen estos espacios, pueden servir, para ambos casos,  para realizar las reuniones anuales de vecinos.

FINVISA cuenta en sus oficinas centrales con Sala de Juntas con capacidad para 40 personas para poder realizar las asambleas de las comunidades administradas que así lo deseen.

Finvisa, ¿quiénes somos?

En Finvisa trabajamos para ofrecer la mejor calidad a las comunidades consiguiendo el máximo ahorro. Nuestro horario de atención al cliente es de 9h a 14h todos los días laborables del año. Le atenderemos en nuestras oficinas localizadas en Zaragoza, aunque si lo prefiere puede trasladarnos sus dudas a través de administracion@finvisa.es o nuestro formulario de contacto.