La elección del Administrador de Fincas, de aquella empresa o persona en la que delegaremos la gestión de nuestra comunidad, no es tarea fácil. Los pagos a proveedores y el control pagos y cobros de la comunidad, no son sus únicas funciones.

Un buen administrador de fincas debe hacer frente a diferentes gestiones y funciones que requieren de base y conocimiento en diferentes materias. Por lo tanto, el profesional debe estar cualificado y colegiado para ejercer como tal.

Así, la inversión en un administrador de fincas puede ser muy rentable si elegimos a la persona o empresa adecuada. ¿Qué características debe tener un buen administrador de fincas?, ¿qué nos puede ayudar en la elección de uno u otro?.

A tener en cuenta

En primer lugar, a la hora de solicitar información o presupuesto, debes tener claro qué servicios son importantes para tu comunidad y cuáles tienen menos o, incluso, son prescindibles.

Comprueba siempre que el administrador esté colegiado, y que se rodee siempre de profesionales y colaboradores cualificados.

Además, asegúrate de cuál es su metodología de trabajo y si atiende y soluciona los problemas de la comunidad de forma inmediata, las 24 horas del día.

Funciones

Además de las funciones establecidas en la ley de propiedad horizontal, un buen administrador de fincas debe atender las necesidades, gestionar y revolver los problemas de la comunidad, dando respuesta en la mayor brevedad posible.

Debe gestionar las cuentas de manera transparente y presentar periódicamente informes de las mimas. También administra los fondos de la comunidad, optimiza el gasto y consigue financiación y/o subvenciones; gestiona el pago de las deudas de vecinos morosos y visita periódicamente las comunidades.

Una vez que has leído estos consejos o recomendaciones, si necesitas más información o deseas solicitar presupuesto, puedes contactar con Finvisa en 976 393 711 o en administracion@finvisa.es.