La ley que modifica el Impuesto de Sucesiones y Donaciones fue aprobada el pasado jueves, 6 de septiembre, en el Pleno de las Cortes de Aragón con los votos a favor de PAR, Cs, PSOE y PP.

La Ley 10/2018, de 6 de septiembre, de medidas relativas al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, que elevará el límite exento de pago desde los 150.000 a los 500.000 euros por persona, no entrará en vigor hasta el 1 de noviembre de 2018. Esto quiere decir que será aplicada en casos de donaciones o fallecimientos que tengan lugar a partir de esa fecha, además, pasará a no tenerse en cuenta el patrimonio previo del heredero (hasta el momento no podía exceder los 401.678 euros).

Durante la exposición, se reconocía que en los últimos años más del 95% de los contribuyentes quedaron libres de pagar impuestos ya que la cifra a heredar era menor a los 150.000 euros, una situación muy distinta a la que se le presentaba al 5% restante.

Las novedades introducidas en la normativa de este impuesto han sido diversas y pueden encontrarse en este enlace. De esta manera, uno de los debates políticos más polémicos de los últimos años llega a su fin y es que, antes de que la Ley de Sucesiones y Donaciones fuera modificada y aprobada, Aragón era la comunidad autónoma que más debía pagar por este impuesto.

Los beneficiados de esta rebaja serán, según informa el Gobierno de Aragón, 1.237 personas que hereden de familiares directos entre 150.000 y 500.00 euros, estimándose una reducción en la recaudación que podría llegar a los 45 millones de euros. Además, pasarán a eximirse por completo las víctimas de violencia de género y terrorismo.

En Finvisa trabajamos para ofrecer la mejor calidad a las comunidades consiguiendo el máximo ahorro. Nuestro horario de atención al cliente es de 9h a 14h todos los días laborables del año. Le atenderemos en nuestras oficinas localizadas en Zaragoza, aunque si lo prefiere puede trasladarnos sus dudas a través de administracion@finvisa.es