El impuesto de plusvalía o sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana es un tributo que se aplica cuando se vende o dona un inmueble, y esa cantidad la recoge el ayuntamiento donde se ubica dicho inmueble. Este tributo se aplica independientemente de si existe o no un beneficio y, por ello, genera una gran polémica en nuestro país.

Ahora el Tribunal Supremo (TS) ha anunciado que eximirá del impuesto de plusvalía a aquellas personas que vendieron su propiedad con pérdidas, pero el propietario deberá demostrarlo ya que también considera al contribuyente responsable de probar que no se ha incrementado el valor de los terrenos.

De esta forma, los ayuntamientos no están obligados a devolver las cantidades percibidas durante los últimos cuatro años, cifra que según estimaciones del reclamador.es puede rondar los 3.000 millones de euros.

¿Por qué suscita polémica?

La base imponible se calcula en función del valor catastral del bien así como del tiempo transcurrido desde que se tiene en propiedad. Es decir, del tiempo en poder de la parte vendedora o del donante o fallecido, en el caso de donaciones o herencias. Pero la polémica radica en que la fórmula no tiene en cuenta si el propietario gana o no dinero con la venta. Algo que en época del “boom” inmobiliario no preocupaba tanto a los propietarios porque vendían por encima del valor al que lo habían adquirido, precisamente lo contrario a lo que suele suceder de los últimos años a esta parte.

Datos a tener en cuenta

Hay varios datos que se deben tener en cuenta a la hora de calcular el impuesto de plusvalía. El principal es el valor catastral del suelo así como los años transcurridos desde la adquisición del inmueble hasta la fecha de transmisión. Otro factor determinante será la ubicación de la vivienda.

Con todos estos datos, y teniendo en cuenta el coeficiente de incremento o tasa de revalorización, y el tipo impositivo establecido por el ayuntamiento, se calcula el importe a pagar.

El impuesto varía en función del ayuntamiento

Cada ayuntamiento tiene su propia ordenanza al respecto. Por eso, lo más recomendable es entrar en la web del propio consistorio y realizar la consulta. Así, para los trámites en la capital aragonesa puedes consultar la web del ayuntamiento de Zaragoza o asistir a la Unidad de Plusvalía ubicada en Vía Hispanidad, 20.

Para cualquier consulta o aclaración al respecto, no dudes en contactar con nuestros profesionales en el 976 393 711 o en Paseo Sagasta, 60.